El kilométrico alemán: Rhabarberbarbara und die Hottentotten

Que ni los alemanes ni su idioma son la alegría de la huerta no se le escapa a nadie. Quizás el único aspecto germano que despierta hilaridad y una cierta simpatía sea el de las kilométricas palabras del alemán, aunque, la verdad, tampoco es que anime demasiado al personal a acometer su estudio. Desde la relativamente reciente Rindfleischetikettierungsüberwachungsaufgabenübertragungsgesetz (escuchar), y pasando por clásicos como la Donaudampfschiffahrtselektrizitätenhauptbetriebswerkbauunterbeamtengesellschaft, a todo quisque le gusta cachondearse de este aspecto del alemán. Bueno, pues al respecto dejo otros dos clásicos. Uno de ellos, el de los Hottentotten, lleva años circulando por internet, y aquí dejo el enlace por si todavía alguien no lo conoce. Del otro, el de Rhabarberbarbara, acabo de encontrar una versión en vídeo muy mona que dejo a continuación. Viel Spaß!

Total de reproducciones :5070
¡compartelo en!:

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *